¿A qué se debe el retroceso en el sector tecnológico?

El índice del Nasdaq tecnológico llegó a un máximo histórico hacia mediados de febrero en los 13.900 puntos, pero ha estado retrocediendo a la baja desde ese nivel. El índice cae por debajo de los 13.000 puntos en donde también se encuentra la media móvil exponencial de 55 días y acelera su impulso bajista hasta el mínimo de este año en los 12.493 puntos. De romper por debajo de los 12.493 puntos, el Nasdaq estaría borrando toda la ganancia de este año, mientras que estaría registrando un nuevo mínimo anual.

Durante las cuarentenas en medio de la pandemia por el coronavirus, el sector tecnológico fue el más beneficiado debido al aumento de la demanda por los servicios de streaming, almacenamiento en la nube, videoconferencia, comercio en línea y videos juegos. El teletrabajo y el comercio en línea fue lo que principalmente estuvo apoyando al sector tecnológico durante los peores meses de la pandemia. Sin embargo, al ir reabriendo las economías, el sector empieza a tambalear.

Cuando la economía empezó a abrir de nuevo, el sector tecnológico empezó a retroceder debido a que baja la demanda por los servicios que más se usaron durante el confinamiento. El retroceso en el sector tecnológico también se debe a que las acciones de las principales empresas de tecnología estaban sobre-extendidas al alza y necesitaban corregir. Las ganancias en el sector tecnológico normalmente se calculan a futuro debido al constante desarrollo de nuevas tecnologías que todavía no han salido al mercado o que apenas están siendo probadas.

La subida de la tasa de rendimiento de los bonos soberanos estadounidenses es lo que más ha presionado al sector de tecnología a la baja, precisamente porque las ganancias son calculadas a futuro y con los costes de endeudamiento subiendo, es posible que la demanda por los productos y servicios tecnológicos baje. El sector de tecnología es un sector cíclico que se expande y contrae según el ciclo económico en el que estemos.

Hay otros sectores que no son muy afectados por los ciclos económicos como el sector de cuidado para la salud y los sectores de primera necesidad. El sector industrial también se mantiene estable en medio de la debilidad generalizada en los mercados y es por eso que el Dow Jones Industrial es el índice que menos ha retrocedido comparado con el S&P 500 y el Nasdaq.

Continúa la preocupación por los bonos soberanos

Los movimientos de la tasa de desempeño de los bonos soberanos tanto en Estados Unidos como en Europa es lo que principalmente ha hecho mover a los mercados de acciones recientemente. A medida que se aprueban más ayudas económicas, más aumentan los temores de inflación y eso apoya a la tasa de rendimiento de los bonos soberanos debido a que se produce una venta masiva de éstos por parte de los inversores.

El precio de los bonos y la tasa de rendimiento tienen una correlación inversa debido a que la tasa debe ajustarse a los movimientos del precio. Por ejemplo, si el precio de un bono sube y es más caro comprarlo, entonces su tasa de rendimiento o la tasa de interés que está pagando ese tipo de bono baja para compensar la subida del precio. Lo contrario sucede cuando el precio de los bonos baja, entonces la tasa de rendimiento debe subir. Es por eso que la tasa de rendimiento de los bonos ha estado subiendo últimamente debido a la venta que ha habido en los bonos.

¿Por qué los inversores están vendiendo los bonos?

Recordemos que cuando un inversor compra un bono soberano, en realidad le está prestando dinero al gobierno con la esperanza de recibir un interés. Sin embargo, cuando aumentan los temores de inflación, los inversores venden los bonos actuales que están pagando un interés más bajo, esperando que ha futuro los tipos de interés suban y los bonos empiecen a pagar un interés más alto. Sobre el gráfico semanal del US T-Bond, podemos observar que el activo se mantiene por debajo del EMA de 55 semanas y podría visitar el mínimo de la semana pasada en el 157,67.

Leave a Comment

Your email address will not be published.