Cuanto más cae, más razones para ser optimistas con el Bitcoin

Tras pasar el fin de semana operando por encima del nivel de 40.000 dólares, el bitcoin pierde posiciones hoy, en el momento de redactar estas líneas alrededor de 35.100 dólares. Eso supone una caída de casi un 14% en un solo día, una pérdida de casi un 18% en los últimos dos días.

Esta empinada caída ha generado titulares tales como ” Dos días de desplome del bitcoin zarandea la fe en el auge de las criptomonedas” y “Los salvajes fines de semana del bitcoin revierten toda la hipótesis del mercado eficiente”. No podemos explicar el cambio de opinión de los inversores sobre el activo digital, ni tenemos ni idea de lo que la criptomoneda podría valer de aquí a un año. Pero sabemos que cada vez se vigila más de cerca.

JP Morgan (NYSE:JPM) podría tener razón al decir que la criptomoneda subirá hasta 146.000 dólares a largo plazo, compitiendo con el oro como moneda “alternativa”. Por otro lado, como afirma Bank of America (NYSE:BAC), este repunte del bitcoin podría ser simplemente la “madre de todas las burbujas”.

Desde el principio nos ha inquietado el concepto de moneda digital en general. Sin embargo, parece que este mercado no tiene en cuenta el valor físico. Así que Airbnb, que no tiene participaciones físicas en bienes raíces, valía más que los tres mayores operadores hoteleros tras su salida a bolsa, aunque sin activos. A pesar de que no es más que una web que obtiene comisiones de reserva.

Y el fabricante de automóviles eléctricos Tesla (NASDAQ:TSLA) tiene una capitalización de mercado superior a los siete mayores fabricantes de automóviles convencionales juntos, aunque todo apunta a que venderá menos del 1% del total de vehículos globales. Del mismo modo, el bitcoin vale más de 34.000 dólares —tras una caída que ha desencadenado un poco de pánico—, mientras que el oro físico cuesta 1.847 dólares.

Aun así, aunque nos desconcierta cualquier activo que no tenga un componente físico, no lucharemos contra la tendencia. Y ya que vamos con la tendencia, ésta va claramente al alza. Después de que el valor del bitcoin se duplicara en tres semanas, ¿por qué alguien se iba a sorprender nadie con la recogida de beneficios? Además, el bitcoin siempre ha tenido un historial de volátiles oscilaciones de precios. Después de todo, sólo hace unas semanas su valoración ascendía a 20.000 dólares y eso parecía impresionante en ese momento.

Por supuesto, un movimiento muy grande a la baja podría asustar a los inversores y hacerlos huir en estampida. Pero nuestro punto de vista ha sido, cuando todo el mundo ha estado en contra del bitcoin, sospechamos de la complacencia. Por lo tanto, ahora que los titulares que inducen el pánico asustan a la multitud, nos sentimos más cómodos asumiendo un riesgo controlado a favor de la criptomoneda.

Este es el aspecto actual de la balanza de la oferta y la demanda:

El bitcoin ha ido acelerando continuamente el ritmo de su avance. Así que ahora, una caída no es algo malo.

De hecho, los entusiastas del bitcoin deberían querer que la criptomoneda caiga, para que cualquier que quiera cobrar pueda hacerlo y permita que otros tomen el relevo.

Es más peligroso cuando un activo sube porque, cuanto más sube, mayor es el riesgo de una corrección, mientras cada vez más personas intentan aferrarse a sus beneficios.

Aunque no tendemos a utilizar retrocesos de Fibonacci, nos ha parecido digno de mención que el precio encontrara soporte en el nivel de 0,382, el nivel mínimo de retroceso.

Hay que tener en cuenta que la MMD 50 está avanzando hacia la actual línea de tendencia al alza, mientras que la MMD 100 se eleva para respaldar la segunda línea de tendencia alcista, en 22.200 dólares, y finalmente la MMD 200 sobrepasó la línea de tendencia alcista más superficial de este gráfico, en 14.000 dólares.

Cuanto más pronunciada sea la caída a estos niveles, mejor será la relación riesgo-recompensa, aunque el precio podría no llegar tan lejos. Ése es el equilibrio entre el riesgo y la recompensa.

Estrategias de trading

Los traders conservadores esperarán hasta que el precio cree una base de apoyo y compense eso.

Los traders moderados podrían arriesgarse a posicionarse en largo si el precio repunta con respecto a la línea de tendencia alcista.

Los traders agresivos podrían intercambiar el repunte de 0,382 de Fibonacci, siempre que entiendan y acepten los riesgos y, en consecuencia, se comprometan con un plan de trading.

Aquí tenemos un ejemplo:

Ejemplo de operación – Configuración de posición larga
Entrada: 34.700 dólares
Orden de minimización de pérdidas: 33.700 dólares
Riesgo: 1.000 dólares
Objetivo: 44.700 dólares
Recompensa: 10.000 dólares
Relación riesgo-recompensa: 1:10

Leave a Comment

Your email address will not be published.