Datos positivos + short squeeze = Recuperación del interés por el riesgo en Forex

Las monedas principales ganan posiciones este miércoles tras unos datos muy positivos y las ganancias del mercado de acciones. La economía estadounidense se expandió un 4% en el cuarto trimestre, pero este aumento no ha sido suficiente para evitar que, en el conjunto del año, se contrajera a su ritmo más rápido de los últimos 70 años. En términos anuales, el PIB de Estados Unidos cayó un 3,5% en 2020, el primer descenso desde 2009 y el más pronunciada desde 1946. En el lado positivo, la economía estadounidense cerró el año en buena forma. A pesar de las restricciones a las vacaciones de Navidad, la economía creció en los últimos tres meses del año y los aumentos de las exportaciones, inventarios e inversiones son una señal de que las empresas prevén una recuperación. El cuarto trimestre también marcó el segundo trimestre consecutivo de crecimiento positivo. Las solicitudes iniciales de subsidio por desempleo y la balanza comercial fueron mejores de lo esperado y, en conjunto, estos informes llevaron al USD/JPY a su nivel más alto en seis semanas.

Sin embargo, la subida del dólar se ha limitado al yen japonés, porque el repunte de las acciones tuvo una mayor influencia de los flujos de divisas. El euro, la libra esterlina y los dólares australiano y neozelandés se estabilizaron tras la caída de ayer. Los inversores en acciones se sintieron alentados por los pasos que han dado los brokers para recuperar el control del frenesí especulativo del estrangulamiento de posiciones cortas. Robinhood e Interactive Brokers restringieron el comercio de acciones y opciones para vender solo y aumentaron los requisitos de margen para posiciones largas y cortas. El control de los especuladores reduce la volatilidad y ayuda a restaurar la actividad normal del mercado.

Los datos de la eurozona también fueron mejores de lo esperado, con una inflación en Alemania que ha duplicado las expectativas y el aumento de la confianza económica e industrial de la eurozona. La inflación sigue siendo demasiado baja para que el banco central se preocupe especialmente con una moneda tan fuerte. De hecho, cuanto más tiempo siga el EUR/USD por encima del nivel de 1,21, más persuasivos serán los miembros del BCE. Alemania es el siguiente en publicar su lectura del PIB del cuarto trimestre y, a diferencia de Estados Unidos, se espera que el crecimiento se vuelva negativo a finales de año. Alemania decretó un confinamiento parcial a principios de noviembre, por lo que el informe de mañana debería reflejar el impacto del aumento de las restricciones. Éste será el primero de dos trimestres negativos que están sumiendo a Alemania de nuevo en recesión. El Reino Unido no ha publicado datos, pero la libra esterlina se h visto impulsada por el repunte de los activos de riesgo.

Las monedas vinculadas a las materias primas se han movido de forma desigual. El dólar neozelandés es la que mejor actuación ha ofrecido a pesar de los datos comerciales más débiles. El dólar australiano se afianzó gracias al aumento de los precios de exportación. El dólar canadiense no ha participado en la recuperación a pesar de los positivos resultados. Parte de eso puede tener que ver con el informe del PIB de este viernes. A los inversores les preocupa que el crecimiento haya sido más débil en noviembre, pero con el aumento de las ventas minoristas y el comercio, el riesgo del informe es al alza.

Leave a Comment

Your email address will not be published.