Desalentadores datos de inflación en Estados Unidos

Durante el mes de enero, la inflación en Estados Unidos bajó al 1,4%, alejándose aún más del objetivo de la Reserva Federal del 2%. El aumento de contagios por coronavirus y el regreso de las restricciones de movilidad a algunas regiones de Estados Unidos, ocasionaron que el consumo bajara junto con los precios. Según los datos, la caída de los precios de los boletos de aviones contribuyó a que la inflación bajara. Adicionalmente, los estadounidenses siguen siendo muy precavidos con sus gastos.

Aunque la Reserva Federal de Estados Unidos y el gobierno han inundado a la economía de dinero fácil en un esfuerzo de impulsar a la recuperación económica, muchas de las personas están guardando el dinero de dichas ayudas y no están gastando lo suficiente. De hecho, se dice que hay más de un billón de dólares en ahorros que necesitan ser liberados a la economía. Para que las personas se sientan más confiadas en sacar sus ahorros, la pandemia debe estar bajo control.

Por más estimulo económico que el gobierno estadounidense le inyecte a la economía, si la pandemia no se controla, no habrá una recuperación económica sostenible. El dinero extra ayuda a mitigar los problemas a corto plazo, pero a largo plazo no se puede continuar expandiendo el déficit fiscal indefinidamente. Las personas están gastando justo lo necesario y el resto del dinero lo están ahorrando por si acaso empeora la crisis. La confianza del consumidor estadounidense no es muy buena.

El estímulo económico con los contagios por coronavirus todavía expandiéndose, no va a crear nuevos empleos; el dinero se usará solamente para cubrir las necesidades básicas. Solo con la pandemia bajo control, el comercio puede reabrir completamente de nuevo, creando más empleo, más consumo y más producción. Por lo tanto, lo que siempre ha importado desde el inicio de la pandemia es controlar la crisis sanitaria para que la crisis financiera se solucione por sí sola.

Debido a que la herramienta principal para controlar la inflación son los tipos de interés, con ésta a la baja, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell dijo que los tipos de interés bajos y la política monetaria flexible se mantendrán a largo plazo. Del mismo modo, los tipos de interés es lo que principalmente afecta a las divisas y es por eso que el dólar retrocede a la baja después de que la Fed dijera que no van haber cambios a su política monetaria por ahora.

¿Continuará subiendo el crudo?

La recuperación que ha tenido el precio del crudo últimamente ha sido notable. Desde los minios que alcanzaron el petróleo WTI y el Brent a inicios de la pandemia, ambos regresan de nuevo a los niveles de donde empezaron a caer, corrigiendo un 100% la caída que tuvieron. El petróleo WTI sube desde los 7 dólares por barril en abril del año pasado hasta los 58,70 dólares por barril durante la sesión del miércoles. Sin embargo, las últimas tres velas diarias están en forma de doji, con un cuerpo real pequeño, lo cual es señal de indecisión.

El petróleo Brent subió desde los 20 dólares por barril en abril del año pasado hasta los 61 dólares por barril durante el miércoles de esta semana. Al igual que el petróleo WTI, el Brent también parece estar perdiendo un poco su impulso alcista. Es posible que ambos commodities retrocedan a la baja, pero la tendencia alcista a medio plazo se mantiene. El próximo nivel de resistencia para el petróleo WTI podría estar en el 65,72 y para el Brent en el 72,00.

Retroceso en el Ibex 35

El Ibex 35 de España completó durante la sesión del miércoles tres días consecutivos cayendo y llega a la zona de la media móvil exponencial de 55 días, línea morada, en los 8.000 puntos. Es posible que el EMA de 55 días actúe como soporte para el índice, pero incluso de continuar cayendo, el EMA de 200 días también ha probado ser un buen soporte. Hacia arriba, el Ibex 35 debe superar la zona de resistencia en los 8.300 puntos y el máximo en los 8.445 puntos para regresar con su tendencia alcista a largo plazo.

Leave a Comment

Your email address will not be published.