El dólar se dispara; el aumento del rendimiento atrae una demanda masiva

  • El dólar se dispara mientras el rendimiento de los bonos a 10 años aumenta un 10%
  • Las acciones se desploman, lo que hace descender las monedas de riesgo
  • El dólar australiano es el más afectado por la aversión al riesgo
  • El euro el más resistente
  • Cifras de ingresos y gastos personales de Estados Unidos

El dólar estadounidense está cosechando los beneficios del aumento del rendimiento de los bonos. Desde principios de año hemos visto cómo el rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años pasaba del 0,91% a máximos de un año del 1,56%. Esta tendencia comenzó a principios del nuevo año, pero ha ganado un impulso importante en las últimas semanas. Al principio, los traders de divisas y acciones se resistieron a este movimiento, registrando las acciones máximos históricos mientras el dólar continuaba bajando, pero hoy, los inversores finalmente están despertando a las consecuencias de la subida de los tipos de interés. Las autoridades estadounidenses afirman no estar preocupadas, pero el aumento del rendimiento tiene un impacto directo en los tipos de consumo. Los tipos hipotecarios, por ejemplo, registraron su nivel más alto desde agosto, lo que podría poner fin al auge de la refinanciación.

El rendimiento de los bonos aumenta porque los inversores son optimistas. Creen que una fuerte recuperación sostenible está a la vuelta de la esquina y que los precios subirán a medida que la demanda vuelva a ser fuerte. En este tipo de entorno, el rendimiento de los bonos debería ser mayor, independientemente de si la Fed sube los tipos de interés. Las monedas son particularmente sensibles a los tipos de interés, lo que explica por qué el dólar estadounidense mostró una considerable reacción al alza del 10%. Lo mismo ocurre con las acciones. El aumento del rendimiento impulsa los costes de endeudamiento y afecta a los ingresos discrecionales de los consumidores. Del 1% al 1,5% es un gran aumento en términos porcentuales, pero en términos absolutos, sigue siendo muy insignificante. El dólar y las acciones tardaron algún tiempo en responder, pero hemos podido ver una subida de varios días del billete verde y la correspondiente caída de las acciones.

Estados Unidos no es el único país que experimenta un aumento del rendimiento. El rendimiento de los bunds alemanes a 10 años también h registrado máximos de 11 meses. A diferencia de la Reserva Federal, los funcionarios del Banco Central Europeo dicen que están siguiendo muy de cerca la evolución del rendimiento de los bonos nominales de largo vencimiento. Se asegurarán de que sigan siendo favorables, según François Villeroy, miembro del BCE. El banco europeo está cada vez más ansioso por implementar una subida de los tipos que la Fed, así que el EUR/USD debería cotizar a la baja. A diferencia de otras monedas importantes que han caído bruscamente este jueves, el par EUR/USD se mantuvo sin cambios, aunque debería ser cuestión de tiempo que vuelva a descender también.

El dólar australiano ha sido la divisa más afectada por la subida del dólar, lo que no es inusual porque la moneda es especialmente sensible a la actuación de las acciones. Cada vez que hay una gran venta en el mercado, normalmente se observa una venta de AUD/USD y AUD/JPY. El dólar neozelandés también se vendió agresivamente, pero la caída del dólar neozelandés se vio respaldada por la revisión a la baja del informe de confianza de los consumidores. El par USD/CAD disfrutó de su mayor subida intradía desde el 27 de enero. Un movimiento como éste debería ir seguido de una continuación, pero la subida de los precios del petróleo ha contenido el avance del par.

La segunda divisa que peor actuación ha ofrecido ha sido la libra esterlina, que ha descendido hacia el nivel de 1,40. Dado lo mucho que ha subido el par GBP/USD este mes, la recogida de beneficios se esperaba hace mucho tiempo. El par GBP/USD es una moneda de tendencia por lo que, tras su mayor caída intradía desde octubre, es probable que se observen más descensos.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *