El oro espera el discurso de Powell; el petróleo, en un punto de inflexión

Los precios del oro están en la cúspide de un repunte, o estancados en los mínimos de la semana pasada registrados en 1.800 dólares, dependiendo de los datos de inflación de Estados Unidos y un discurso del presidente de la Reserva Federal, Jay Powell, que podría establecer la pauta para aquellos posicionados en largo que intentan encontrar su sitio tras l agitación de la semana pasada del metal precioso.

Los mercados de crudo también se encuentran en un punto de inflexión, registrando el Brent los 60 dólares por barril y con el West Texas Intermediate de Estados Unidos en acalorada búsqueda de nuevos máximos de un año, lo que provoca la pregunta recurrente: ¿Está sobrecomprado el petróleo en este nivel? ¿O podría seguir subiendo?

Tendremos más de ese debate a continuación, pero primero, vamos con el oro.

La semana pasada, los futuros de oro del COMEX de Nueva York de referencia para entrega en abril han descendido un 2% y registrado mínimos de 10 semanas en menos de 1.785 dólares por onza.

La corrección del oro se produjo después de que el dólar y el rendimiento de los bonos se dispararan aún más ante la combinación de unos optimistas datos de solicitudes de subsidio por desempleo y del PMI del sector no manufacturero del ISM.

Aunque el metal precioso logró aferrarse al nivel de 1.800 dólares antes de que terminara la semana, su subida inmediata parece tenue.

Perspectivas superpuestas para el oro

El camino del oro de aquí en adelante está inmerso en la incertidumbre y gran parte de esto aún no tiene que ver con las perspectivas superpuestas del rendimiento de los bonos, ni de la inflación. El rendimiento alcanzó nuevos máximos de 11 meses en 1.191 el lunes.

El oro para entrega en abril mantienen la calificación de “Venta fuerte”. Sin embargo, una formación al alza que evoluciona discretamente establece tres umbrales inmediatos de Fibonacci, primero en 1.819,42 dólares, luego en 1.820,84 y finalmente en 1.823,13 dólares.

Si hay una reversión a la baja, entonces podríamos esperar una caída en cascada inmediata del nivel de apoyo hasta 1.814,76 dólares, luego 1.811,13 y después 1.808,76.

En cualquier caso, el punto de pivote entre los dos se encuentra en 1.817,13 dólares.

Los técnicos del petróleo, dispares también ante el RSI sobrecomprado

Los gráficos técnicos del petróleo también son dispares. El RSI o indicador de fuerza relativa del petróleo WTI indica a gritos que está sobrecomprado. Sin embargo, si se mantiene el actual impulso al alza, podría persuadir a los alcistas del petróleo para que sigan adelante, independientemente de las señales del gráfico.

Además, los fondos de cobertura que a menudo se adelantan a las tendencias del petróleo están apostando por la continuación del repunte del crudo.

El repunte del petróleo ha tenido pocas pausas desde noviembre. A menudo, hace falta un disparador para revertir bruscamente el rumbo del mercado. Recordemos que las acciones tecnológicas se desplomaron en noviembre ante el restablecimiento cíclico provocado por el avance de las vacunas. El petróleo necesita algo así si quiere cambiar su rumbo. Irán podría ser la solución, o si no, otra cosa

Leave a Comment

Your email address will not be published.