Este patrón muestra que el petróleo va camino de los 60 dólares

Una serie de impulsores, incluida la promesa de la OPEP+ durante la última reunión del cártel, de reducir la producción y realizar el posterior seguimiento, así como un dólar más suave, están impulsando el precio del petróleo por segundo jornada consecutiva. Se añade al impulso de la materia prima un mayor entusiasmo en el mercado debido al progreso de las vacunas, incluso cuando el ritmo de contagio de COVID parece estar desacelerándose.

El mes pasado, el príncipe Abdulaziz bin Salman, ministro de energía de Arabia Saudí, prometió aumentar las reducciones en otro millón de barriles al día. Se ha filtrado que los miembros del sindicato parecen haber implementado el 99% de sus reducciones de producción acordadas en diciembre.

El debilitado precio denominado en dólares del petróleo también ha abaratado la materia prima a ojos de los importadores.

Ayer, el repunte de las acciones de Estados Unidos tras la peor venta masiva desde octubre mejoró el estado de ánimo de los inversores, junto con la nueva narrativa del mercado que indica que la disminución de la volatilidad de los operadores minoristas durante la jornada de negociación del lunes ha impulsado la confianza en la estabilidad del mercado.

Contribuyendo al optimismo, Estados Unidos ha alcanzado un hito positivo de la pandemia, ya que cada vez más estadounidenses reciben al menos la primera dosis de la vacuna (26,5 millones de personas), frente a los 26,3 millones que han dado positivo, según Bloomberg. La noticia ilumina las perspectivas de que la recuperación económica pudiera materializarse más pronto que tarde.

Justo en el momento, el petróleo se sale de su rango de negociación.

La materia prima ha atravesado la parte superior de una bandera ascendente, completando un patrón considerado alcista tras el repunte del 14% sólo en las siete sesiones entre el 5 de enero y el 13 de enero que precedieron al rango.

Para los traders, la pausa de un repunte es un momento para la reflexión, particularmente si son ambivalentes con respecto a un pico, como es el caso aquí. Están encantados de encontrarse a bordo del tren expreso hacia las ganancias, por supuesto, pero al mismo tiempo se preguntan si han mordido más de lo que pueden masticar. Además, se preguntarán si el petróleo bajará pronto.

Así que esto se convierte en una oportunidad para obtener beneficios incluso mientras tratan de averiguar su próximo movimiento. Esta recogida de beneficios es la razón por la que el precio ha estado en declive desde lo máximos del 13 enero de 53,93 dólares.

Por otro lado, la razón por la que la caída de la bandera se mantuvo a raya en un comercio tan concurrido es que cada contrato vendido encontró un comprador dispuesto con suficiente convicción para impulsar los precios. Una vez se fueron los que querían salir, los alcistas volvieron a tomar el control, para repetir el mismo pico que precedió a la bandera. Elevaron sus ofertas más allá de los límites de la bandera, para encontrar nuevos vendedores dispuestos, a precios más altos.

Esta inclinación en el equilibrio de la oferta y la demanda establece el precio con un mecanismo amañado para catapultar a través de un impulso que imita la urgencia que lo llevó a la bandera al principio.

Estrategias de trading – Configuración de posición larga
Los traders conservadores deberían esperar a que el precio cierre por encima de 55 dólares, a continuación, esperarán un movimiento de retorno para verificar el apoyo por encima del patrón durante al menos un período de tres días que preferiblemente incluya un fin de semana.

Los traders moderados podrían entrar en una compra en las caídas, durante la que el precio permanezca por encima de la bandera durante al menos dos días.

Los traders agresivos comprarían al menos un 1% por encima de la bandera, siempre que acepten el riesgo de verse zarandeados y hayan preparado un plan de trading bien establecido.

Aquí tenemos un ejemplo:

Ejemplo de operación
Entrada: 54 dólares

Orden de minimización de pérdidas: 53 dólares

Riesgo: 1 dólar

Objetivo: 59 dólares

Recompensa: 5 dólares

Relación riesgo-recompensa: 1:5

Leave a Comment

Your email address will not be published.