Gráfico del día: Gran potencial de crecimiento del Ethereum frente al Bitcoin

Después de que el Bitcoin alcanzara el 30 de noviembre sus primeros máximos de cierre en tres años, en 19.723 dólares, los inversores se han vuelto a enamorar de la moneda digital. Pero los inversores impulsados por el valor, como las instituciones, podrían considerar buscar en otro lugar del criptouniverso para mejorar su dinero en monedas digitales.

Aunque puede que la criptomoneda más popular del mundo haya proporcionado a los inversores unas ganancias del 175% este año, el eterno segundón, el Ethereum, reportó a las partes interesadas en esa moneda digital más del doble de ese rendimiento, aumentando su valor en casi un 377% durante el mismo período.

Mientras que el bitcoin está ahora sólo un 8% por debajo de su ápice, el Ethereum sigue un -148% por debajo de sus máximos de cierre registrados el 13 de enero de 2018 en 1.380 dólares. Eso significa que en este momento, el Ethereum tiene 18,5 veces el margen de crecimiento antes de que los inversores puedan cuestionarse si está tan sobrevalorado como el bitcoin.

El Ethereum ha estado en una tendencia al alza dentro de un canal ascendente desde que tocara fondo en marzo. La MMD 100 confirma el soporte del canal, mientras que la MMD 50 traza la inclinación más pronunciada.

Últimamente el Ethereum ha intentado aumentar su tasa de ascenso atravesando la parte superior del canal, pero finalmente volvió a caer en él. Esto ocurrió tres veces: el 23 de noviembre, el 30 de noviembre y el 5 de diciembre. Generalmente, después de un intento fallido, el activo se dispara en la dirección opuesta, más aún tras tres intentos consecutivos.

Eso aumenta las probabilidades de un retorno hacia el fondo del canal descendente, dando a los alcistas la oportunidad de descansar mediante la recogida de beneficios.

Al mismo tiempo, la MMCD ha proporcionado una señal de venta, con la MM corta cruzando por debajo de su MM larga, ya que los últimos precios se han debilitado frente a los anteriores. El RSI tocó techo justo por debajo de 81, señalando una condición de sobrecompra extrema, la más pronunciada desde principios de agosto que llevó el precio de nuevo al fondo del canal, dejándose casi un 30% de su valor en el proceso.

El RSI también está proporcionando una divergencia negativa. No pudo registrar un pico más alto, a diferencia del precio; más bien, encontró resistencia en su línea de tendencia rota. El indicador también cayó por debajo de la línea de tendencia alcista más corta desde el 23 de septiembre.

Si bien creemos que la tendencia alcista general permanecerá intacta, anticipamos una corrección de recogida de beneficios a corto plazo.

Estrategias de trading

Los traders conservadores deberían esperar hasta que el precio revise el fondo del canal y demuestre un aumento del interés, provocando un repunte por encima de 400 dólares. Alternativamente, se unirían a una subida más pronunciada por encima del canal ascendente.

Los traders moderados suelen esperar a un retroceso, aunque podrían no tener tanta paciencia como para esperar a la evidencia del nivel de apoyo en el fondo. Podrían decidirse ante cualquier indicio de demanda, o entrar desde la parte inferior, colocando una orden de minimización de pérdidas por debajo del canal, aunque sin esperar el repunte.

Los traders agresivos podrían posicionarse en corto ya, con la esperanza de poder aprovechar la corrección hacia la parte inferior. Dado que estarían operando en contra de la tendencia —que es claramente un empuje alcista que convertiría el precio actual en una formación de martillo (aunque en última instancia insignificante ya que carece de una caída significativa con anterioridad u otro nivel de apoyo que lo corrobore), es esencial un estricto plan de trading.

Aquí tenemos un ejemplo:

Ejemplo de operación – Posición corta

Entrada: 600 dólares

Orden de minimización de pérdidas: 620 dólares

Riesgo: 20 dólares

Objetivo: 500 dólares

Recompensa: 100 dólares

Relación riesgo-recompensa: 1:5

Leave a Comment

Your email address will not be published.