¿Ha logrado calmar la Fed los temores de inflación?

Hacia finales de la sesión de este jueves, el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, volvió a reiterar que la inflación no es un problema actual. Powell también dejó claro que el banco central no va a retirar el estímulo económico todavía y que es normal que los precios suban un poco con la reactivación económica. Según Powell, una leve subida de los precios no significa que la inflación esté subiendo.

Aparentemente los mercados le han creído a Powell y los temores de inflación han bajado, lo cual también ocasiona que baje la tasa de rendimiento de los bonos soberanos estadounidenses y eso a su vez apoya a las acciones. El S&P 500 registra un nuevo máximo histórico en los 4.109 puntos, mientras que el Nasdaq logró subir hasta los 13.800 puntos, pero su máximo histórico está en los 13.900 puntos.

El Dow Jones no ha mostrado demasiada variación durante esta semana y el índice se consolida justo por debajo del máximo histórico en los 33.626 puntos. Los pocos movimientos en el Dow Jones a comparación del S&P 500 y el Nasdaq nos demuestran que los capitales están regresando a sectores como el de tecnología y están abandonando momentáneamente al sector industrial. Sin embargo, el Dow Jones tampoco ha retrocedido mucho y esa consolidación nos indica que la presión se podría estar acumulando al alza.

El índice del MSCI de acciones mundiales registra un nuevo máximo histórico, al igual que el Europe Stoxx 600 y el Dax de Alemania. Pero la subida en las acciones no ha sido pareja. Al igual que en los índices estadounidenses donde unos han subido más que otros, en Europa algunos índices como el FTSE MIB de Italia y el Ibex 35 de España han estado más débiles que el resto. El que más ha subido durante esta semana en Europa es el FTSE 100 de Reino Unido con una ganancia semanal del 2,65%.

El FTSE 100 es apoyado durante esta semana por la reapertura de la economía británica. Reino Unido entró en una segunda cuarentena desde el año pasado y eso le ha servido para poder reabrir su economía mientras que sus vecinos apenas están enfrentando el segundo o tercer pico de la pandemia. La libra se debilita frente al dólar durante esta semana y eso también apoyó al FTSE 100.

Vuelven a subir las FAANG

El sector de tecnología regresa al alza y aparentemente los inversores han estado aprovechando el último retroceso en las FAANG (Facebook (NASDAQ:FB), Apple (NASDAQ:AAPL), Amazon (NASDAQ:AMZN), Netflix (NASDAQ:NFLX), Google (NASDAQ:GOOGL)) para comprar sus acciones más baratas. Esto es lo que ha estado impulsando principalmente al Nasdaq. El sector de tecnología es muy sensible a los cambios de los tipos de interés debido a que las valorizaciones de estas empresas se calculan basado en sus proyectos a futuro. Por lo tanto, si a futuro se cree que los intereses van a subir, estas empresas caen porque sus ventas podrían verse afectadas.

Aun con la incertidumbre a corto plazo en los mercados financieros, las bolsas globales han tenido un buen primer trimestre durante este año. Se espera que la pandemia sea controlada en los países desarrollados hacia mediados de este año y en el resto del mundo hacia finales de este año. Es por eso que el optimismo a largo plazo ha mantenido a los mercados de acciones al alza, los cuales esperan que la situación con el coronavirus mejore en un futuro cercano.

¿Doble techo en el FTSE 100?

Sobre el gráfico semanal del FTSE 100 podemos ver que el índice visita por segunda vez durante este año la zona de los 6.951 puntos y de rebotar de ahí a la baja se estaría formando un patrón de doble techo. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta los mínimos de las velas semanales que vienen siendo más altos que los anteriores y eso es señal de que la presión se está acumulando al alza. Por lo tanto, una ruptura del pico en los 6.951 puntos podría acelerar el impulso alcista considerablemente. Hacia arriba, la zona de los 7.300 puntos podría actuar como resistencia.

Leave a Comment

Your email address will not be published.