La fuerza del dólar australiano podría ser un problema para el banco central

  • El USD/JPY alcanza máximos de seis meses
  • El EUR/USD, golpeado por la caída del rendimiento de los bonos alemanes
  • La fuerza del dólar australiano podría ser un problema para el Banco de la Reserva de Australia
  • El dólar canadiense reanuda su repunte la espera del PIB del cuarto trimestre

El mes de marzo ha comenzado con un fuerte repunte de las acciones y el Dow Jones de Industriales ha revertido todas las pérdidas del viernes. El rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años ha reanudado su subida y el dólar estadounidense alcanzó su cota más alta frente al yen japonés de los seis últimos meses. Sin embargo, las ganancias del dólar no han sido universales, ya que la mejora del interés por el riesgo ha propiciado la subida de los dólares australiano, neozelandés y canadiense frente al billete verde.

Hay muchas razones para que los inversores sean optimistas este mes. La primavera está a la vuelta de la esquina y el clima más cálido sacará a los restaurantes de la hibernación y proporcionará un ambiente más favorable para comer al aire libre. También se espera que el Congreso apruebe el proyecto de ley de estímulo de 1,9 billones de dólares este mes. El proyecto de ley ha sido aprobado por la Cámara de Representantes y entregado al Senado. Todo apunta a que los demócratas tendrán que abandonar su lucha por un salario mínimo de 15 dólares con la esperanza de que se pueda llegar a un acuerdo. El reloj corre y millones de estadounidenses están a punto de perder sus beneficios adicionales de desempleo pandémico este próximo 14 de marzo, por lo que el Congreso tiene que aprobar un acuerdo rápidamente.

Informes económicos recientes también muestran que los países de todo el mundo han sobrevivido a la segunda ola del virus mejor que a la primera. A pesar de las estrictas restricciones, los PMI del sector manufacturero de la eurozona y del Reino Unido de febrero se revisaron al alza. Ambos índices están muy por encima de la marca clave de 50 que separa la contracción de la expansión. El índice del sector manufacturero estadounidense del ISM también alcanzó máximos de tres años el mes pasado gracias a un aumento de los nuevos pedidos. La demanda ha sido particularmente robusta en el ámbito de la electrónica y el mobiliario. A cada día que pasa, más personas reciben vacunas contra el COVID-19 y, con la mejora del clima, los viajes y el gasto deberían ir recuperándose.

El dólar australiano ha sido la moneda que mejor actuación ha ofrecido este lunes y esta fortaleza va a ser un problema para el Banco de la Reserva. El banco sorprendía al mercado anunciando compras de bonos por valor de 4.000 millones de dólares australianos. Esto sigue a una compra no programada de bonos a corto plazo por valor de 3.000 millones de dólares australianos el viernes. El banco central está tomando fuertes medidas para frenar el aumento del rendimiento de los bonos. Aunque todo el mundo se ha centrado en el aumento de los tipos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos y de los bonos de Alemania, el rendimiento de los bonos australianos experimentó un aumento similar. A principios de febrero, el rendimiento de los bonos australianos a 10 años era del 1,12% y el pasado viernes alcanzaba máximos del 1,91%.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.