Los bonos del Reino Unido apuntan a un retroceso de la libra

Hay cuatro metodologías que se pueden utilizar para el análisis de mercado: macroeconómica, cuantitativa, fundamental y técnica. Cada una es un enfoque diferente para resolver el mismo problema: sopesar la evidencia en un esfuerzo por llegar a una predicción estadística para el rendimiento de un activo.

Las cuatro son válidas y aportan valor al gráfico analítico del mercado. A continuación, usaremos análisis técnicos y fundamentales para tener alguna perspectiva sobre lo que determina el movimiento de la libra esterlina y hacia dónde se dirige.

Aunque todo apunta a que la libra ofrecerá una mejor actuación que el euro, porque no se espera que el Banco de Inglaterra luche contra el aumento del rendimiento de los bonos del Tesoro del país —a diferencia del BCE, que la semana pasada anunció que aumentará “significativamente” las compras de bonos de emergencia para frenar el aumento del rendimiento—, la moneda británica podría ofrecer una actuación peor que la del dólar, ya que los bonos del Reino Unido se han vendido mucho más que los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

El diferencial entre los bonos a 10 años del Reino Unido y Estados Unidos se redujo la semana pasada, por debajo de la línea alcista desde noviembre de 2018. Esta semana este margen ha luchado en vano para volver a situarse por encima de ella.

Observe la sombra superior en la vela de esta semana. Ha cruzado la línea de tendencia alcista, pero el cuerpo real permanece por debajo, la imagen de la resistencia. Si los bonos del Reino Unido y Estados Unidos reanudaran su tendencia bajista dentro del canal descendente, podemos esperar que la libra siga su ejemplo frente al dólar.

Así, nos encontramos en un aprieto, ya que no hemos cambiado nuestra visión alcista a largo plazo para la libra, aunque recientemente nos hemos hecho alcistas del dólar, después de haber sido bajistas en la moneda de reserva global durante muchos meses.

Sin embargo, dado que se trata de operaciones complejas, con muchas variables que pueden influir en cada una de las dos monedas, mantendremos nuestro curso en una tendencia alcista a largo plazo de la libra, hasta que obtengamos alguna evidencia de que el balance entre la oferta y la demanda ha cambiado.

Aun así, esperamos que los respectivos bonos sean un catalizador para una corrección técnica de la libra, un movimiento de retorno, tras un repunte al alza que completó un enorme gráfico de cabeza y hombros, como se puede ver en el enlace anterior. Esto ocurrirá antes de que la libra reanude su movimiento al alza, tanto para lograr el objetivo implícito del gráfico de cabeza y hombros como para completar otro doble-techo aún más grande que también se puede ver en el gráfico en la parte superior.

El par GBP/USD está operando dentro de un triángulo descendente, en el que los vendedores superan constantemente a los compradores, que han estado parados. Una vez que la oferta disponible asfixie la demanda que hay en el fondo del patrón, los vendedores se verán obligados a seguir bajando su precio de venta, si desean seguir vendiendo.

Eso pondría en marcha una reacción en cadena de posiciones largas liquidadas y posiciones cortas activadas, haciendo que el precio vuelva a probar la línea de escote del gráfico de cabeza y hombros (rojo) en el nivel 1,35.

Las líneas alcistas naturales MMD 50 y MMD 100 apuntan a donde podrían estar los puntos de para las tendencias a corto plazo. La MMD 50 revela el punto de presión técnica en la parte inferior del canal descendente, mientras que la MMD 100 señala la línea de escote del gráfico de cabeza y hombros como importante.

Tanto el RSI como la MMCD han proporcionado señales de venta.

Leave a Comment

Your email address will not be published.