Pendientes del Brexit

Los principales índices bursátiles europeos cerraron AYER de forma mixta, aunque lejos de sus niveles mínimos del día. La sesión en estos mercados comenzó a la baja, con la libra esterlina, que se ha convertido en el principal “termómetro” para evaluar la marcha de las negociaciones del brexit, cediendo terreno frente al euro y al dólar estadounidense. Las declaraciones de funcionarios británicos y de la Unión Europea (UE) en las que mostraban cierto pesimismo sobre la marcha de las negociaciones -sigue habiendo diferencias significativas en las tres cuestiones fundamentales: “campo de juego nivelado”, gobernanza y pesca- impactaron negativamente en el ánimo de unos inversores que también temen el impacto que en las economías de la región pueden terminar teniendo los anuncios de nuevas restricciones a la movilidad y a la actividad económica para luchar contra la pandemia, realizadas recientemente por gobiernos como el alemán o el francés. Además, y también en el “frente” político, cabe señalar que los gobiernos de Polonia y Hungría, a pesar de los ultimátum recibidos, mantienen su boicot a los presupuestos multianuales de la UE y al reparto de los fondos de emergencia para los países más afectados por la pandemia, algo que podría terminar retrasando su entrega, trastocando la ejecución de los presupuestos de muchos países de la región, entre ellos el de España, con el consiguiente impacto negativo en la recuperación económica de los mismos.

No obstante, cabe señalar que, a pesar de esta batería de “malas” noticias, los recortes en las bolsas no llegaron nunca AYER a ser muy significativos. Además, tras conocerse que el Gobierno del Reino Unido había optado por retirar las cláusulas legales que le permitían violar unilateralmente el acuerdo con la UE sobre la frontera de Irlanda del Norte tras el brexit, en lo que puede interpretarse como un claro gesto de buena voluntad, las bolsas europeas recuperaron, poco a poco y sin mucha convicción, gran parte de lo que cedían durante la jornada. Es evidente que el “factor” brexit va a seguir condicionando el comportamiento de estos mercados en el inmediato corto plazo, al menos hasta que se sepa cuál es el desenlace de las negociaciones. Esperamos que en la reunión que tiene programada para esta noche el primer ministro británico, Johnson, con la presidenta de la Comisión Europea (CE), von der Leyen, se termine de cerrar un acuerdo que evite un brexit duro, algo que sería recibido con alivio por los inversores en los mercados europeos. Además, y como señaló AYER un portavoz de la CE, no descartamos que las conversaciones sobre el brexit puedan continuar después de que finalice el período de transición, lo que muestra el interés de ambas partes para evitar “el desastre” que podría suponer para ambas partes una salida “desordenada” del Reino Unido de la UE.

Por su parte, la sesión en Wall Street fue de menos a más, cerrando sus principales índices nuevamente en máximos históricos o muy cerca de ellos, recuperando todos ellos prácticamente lo cedido en la sesión del lunes. El optimismo sobre las vacunas contra el Covid-19 -AYER se inició el proceso de vacunación en el Reino Unido y es muy probable que este fin de semana se inicie también en EEUU; AYER la FDA dijo que la vacuna de Pfizer (NYSE:PFE) y BioNTech es segura; ver sección de Economía y Mercados- y el generado tras conocerse que la Administración Trump, en boca del secretario del Tesoro, Mnuchin, había presentado un programa de ayudas a los afectados por la pandemia alternativo de $ 916.000 millones, programa que incluye pagos directos a ciudadanos por importe de $ 600, sirvieron para animar a los inversores a incrementar sus posiciones de riesgo en este mercado. A pesar de la frialdad aparente con la que este nuevo plan fue recibido por los líderes demócratas, estamos convencidos que al final habrá nuevo programa de ayudas antes de que finalice el mes, ya que el coste político para ambas partes de no aprobarse uno sería muy elevado, sobre todo teniendo en cuenta los estragos económicos y sociales que está provocando la nueva ola de la pandemia en EE.UU.

HOY esperamos que las bolsas europeas abran al alza, siguiendo de esta forma la estela dejada por Wall Street AYER y por los principales índices bursátiles asiáticos esta madrugada. Las positivas noticias sobre la posible aprobación de un nuevo programa fiscal de ayudas en EE.UU. y la inminencia de la autorización de la primera vacuna contra el Covid-19 en este mismo país, algo que se espera tenga lugar MAÑANA, ejercerán de catalizadores para los activos de riesgo, al menos al comienzo de la jornada. Posteriormente, serán las noticias sobre las negociaciones del brexit las que determinen la tendencia de cierre de las bolsas europeas. Habrá que estar atentos al comportamiento de la libra esterlina, que es el activo que mejor viene reflejando el avance de las mismas.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *