Por qué Repsol sí es interesante ahora

El petróleo mantiene su inercia alcista y alcanzó niveles no vistos desde enero de 2020, el futuros Brent ha llegado a subir a 64,74 dólares y el futuros WTI a 61,26 dólares.

¿Y por qué esta subida del crudo? Hay varias razones:

– Las tensiones en Oriente Medio. Y es que Arabia Saudí cometió que destruido un avión no tripulado cargado de explosivos. Hechos como éste no hacen más que alimentar las crecientes tensiones geopolíticas en la región.

– Los stocks se han visto reducidos tras los recortes de producción de la OPEP.

– La sólida demanda de los mercados emergentes.

– La menor producción de esquisto.

– Las expectativas de la vuelta a la normalidad poco a poco con la llegada de las vacunas.

Pero la continuación del rally alcista va a depender de que la recuperación económica siga su curso y de que la demanda a nivel mundial logre incrementarse poco a poco.

De momento el índice sectorial Stoxx Europe 600 Oil & Gas sube ya un 68% desde marzo.

Todo esto nos lleva a hablar de Repsol (MC:REP), la petrolera española que cotiza en el Ibex 35 y que ha visto cómo el fondo de inversión Amundi compraba más acciones sobrepasando incluso el 4,5% del capital pasando así a ser el cuarto accionista por detrás de Sacyr (MC:SCYR), JP Morgan (NYSE:JPM) y BlackRock (NYSE:BLK).

Los títulos de la compañía suben un 14% en lo que llevamos de año con una capitalización bursátil de 15.260 millones de euros. Lo interesante es que el verdadero valor surge cuando el petróleo Brent (el de referencia en Europa) se encuentra por encima de la barrera de los 50 dólares/barril y en condiciones normales es prácticamente seguro que el resto del año no bajará de esa cota.

En lo referente al precio objetivo a 12 meses decir que se encuentra en torno a los 10,40-10,50 euros.

Sigue vigente el dividendo de 0,60 euros por acción y la probable recompra de acciones el próximo año.

Hoy jueves 18 de febrero ha publicado los resultados del cuarto trimestre y del conjunto del pasado año.

Es un valor que este año le irá bien, pero también es cierto que me cuesta ver que suba más de un 25% en el año, aunque todo ello dependerá de la evolución de la pandemia con los programas de vacunación y si son capaces de revertir la situación económica. En ese escenario de +255 en el año resulta que ya ha subido casi un + 15%, con lo que se hace buena parte del recorrido. De todos modos, pensamos que este año alcanzará al menos los 10,50-10,65 euros, lo que podría tener otro incremento del + 10% a lo largo del año.

Desde un punto de vista técnico, la ruptura por encima de la resistencia de 9,10 euros le ha permitido una nueva señal de fuerza alcista que le ha permitido alcanzar el segundo objetivo de subida de Fibonacci (9,56 euros) y tiene en 10,65 euros, el tercer objetivo. que, salvo gran sorpresa, también llegará en los próximos meses.

Su volatilidad anual registrada a 30 sesiones es del 33,50% (la volatilidad anual del Ibex 35 registrada a 30 sesiones es del 17%).

Su Beta 30 vale el 1%. Este ratio se utiliza para medir la volatilidad de las acciones de una empresa y también para compararlo con el índice de referencia de dichas acciones (en este caso el Ibex 35). ¿Y cómo se interpreta esta relación? Quédate con lo siguiente:

* Beta positiva: el precio de las acciones se mueve en la misma dirección que su índice de referencia.

* Beta negativa: El movimiento de la acción es opuesto u opuesto al índice de referencia.

* Beta mayor que 1: La acción tiene mayor volatilidad que el índice. Ejemplo: si Beta es 1,2, significa que sube un 1,2% cuando el índice sube un 1% y cae un 1,2% cuando el índice cae un 1%.

* Beta menor que 1: la acción tiene baja volatilidad y se mueve menos que su índice de referencia.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *