Resultados del 4T de Amazon: El aumento de los costes puede lastrar las ganancias

  • Presenta resultados del 4T de 2020 el martes, 2 de febrero, tras el cierre.
  • Expectativa de ingresos: 119.680 millones de dólares.
  • Expectativa de BPA: 7,16 dólares.

Cuando la potencia del comercio electrónico Amazon.com (NASDAQ:AMZN) presente sus resultados del cuarto trimestre hoy, los inversores se centrarán en el aumento de los costes de la compañía, que han lastrado los beneficios a pesar de las crecientes ventas.

Desde el estallido del COVID-19 en marzo del año pasado, las ventas de Amazon siguen aumentando ya que las personas, confinadas en casa, continúan haciendo más y más compras online. Esta abrumadora demanda también es responsable de impulsar los costes de Amazon a medida que la compañía invierte en nuevos almacenes y amplía sus capacidades de entrega.

A medida que la pandemia continúa, Amazon está gastando miles de millones de dólares en la seguridad de sus empleados, así como contratando más trabajadores, aumentando los salarios, mejorando los tiempos de entrega, realizando pruebas médicas a los empleados y estabilizando su cadena de suministro. El gigante del comercio electrónico con sede en Seattle anunció en octubre que ahora emplea a más de un millón de trabajadores, con 1.125.300 trabajadores a tiempo completo y a tiempo parcial al final del trimestre, un 50% más que hace un año.

Si bien se espera que sus ventas haya experimentado un fuerte repunte durante el trimestre que incluye las compras navideñas que concluía el 31 de diciembre, algunos ajustes en sus operaciones y el aumento del gasto debido al COVID-19 seguirán lastrando su rentabilidad.

Ésa es quizás la razón principal por la que las acciones de Amazon, tras alcanzar máximos históricos de cierre en 3.531,45 dólares a principios de septiembre, no han hecho mucho por los accionistas desde entonces. El viernes cerraban en 3.206,20 dólares, un 6% por encima de su nivel de los últimos tres meses.

Crecimiento del negocio en la nube

Sin embargo, a pesar de las presiones de los costes, el segmento de la computación en la nube en constante crecimiento de la compañía todavía podría superar las expectativas. Amazon es el mayor proveedor de infraestructura en la nube del mundo, y Amazon Web Services (AWS) genera la mayor parte de los beneficios de la empresa.

Como AWS es un negocio de alto margen, proporciona a Amazon financiación en efectivo para expandir sus estrategias de negocio, incluidas promociones agresivas y dispositivos de hardware baratos. La división reportó un crecimiento del 29% tanto en el tercer trimestre como en el segundo trimestre, y un aumento del 33% durante el primer trimestre, pues las empresas continúan trasladando sus datos a servidores de Amazon.

El aumento de los costes, sin embargo, no debería preocupar a los inversores a largo plazo de la compañía. El fundador y director ejecutivo, Jeff Bezos, tiene un buen historial de proporcionar previsiones conservadoras y luego superar las expectativas.

Esa es la razón por la que la mayoría de los analistas que siguen las acciones les asignan una calificación de compra, con un precio objetivo a 12 meses de 3.831,77 dólares, un salto potencial del 16% frente al nivel actual.

En conclusión

Incluso tras subir más de un 65% durante los últimos 12 meses, Amazon sigue siendo una opción sólida para inversores a largo plazo. Los factores que alimentaron el repunte de 2020 todavía están en juego, dada la aún discreta penetración del comercio electrónico, la capacidad de cumplimiento ampliada y el cambio hacia la computación en la nube.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.