Wall Street, esperanzado con Biden

Mientras que las bolsas europeas cerraron AYER en su mayoría a la baja, Wall Street comenzaba “su semana” con buen tono, con sus principales índices terminando el día con significativos avances. Cabe destacar que, a diferencia de lo sucedido en la sesión del lunes, los principales índices europeos fueron AYER de más a menos, terminando el día muy cerca de sus niveles más bajos de la jornada. Detrás de este negativo comportamiento no hubo ningún hecho concreto. No obstante, todo parece apuntar a que los inversores comienzan a inquietarse por la evolución de la pandemia en la mayoría de los países de la región y por las medidas, cada vez más restrictivas, que están adoptando las distintas autoridades para combatirla.

Además, el proceso de inmunización de la población contra el virus sigue yendo mucho más lento de lo esperado en casi todos estos países, lo que retrasaría el objetivo reiterado AYER por la Unión Europea (UE) de lograr vacunar a cerca del 70% de la población antes del verano, objetivo que, o mucho cambian las cosas, se nos antoja muy difícil de alcanzar. Por tanto, entendemos que los mercados comienzan a descontar un impacto más negativo de lo esperado de la pandemia en la economía de la región durante los primeros meses del actual ejercicio y un inicio de la recuperación más tardío de lo estimado hace sólo unas semanas. En nuestra opinión, todo ello está impidiendo por el momento que las bolsas europeas retomen la tendencia alcista que mantenían a comienzos de año, habiendo entrado todas ellas en fase de consolidación, a la espera de que se aclare el escenario económico a corto/medio plazo.

En Wall Street, sin embargo, los inversores siguen mostrándose muy esperanzados por lo que la nueva Administración Biden pueda aportar a la recuperación económica. En ese sentido, la candidata a sustituir a Mnuchin como secretaria del Tesoro, la ex presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, en su intervención ante el Comité de Finanzas del Senado, intervención que forma parte del proceso de ratificación del cargo, se mostró favorable a aplicar políticas fiscales agresivas para evitar que la economía estadounidense entre nuevamente en recesión. Yellen, si bien se mostró algo preocupada por los niveles de deuda, dejó claro que la prioridad del nuevo gobierno estadounidense debe ser impulsar el crecimiento económico, utilizando para ello fuertes estímulos, mensaje que, al menos en el corto plazo, parece que gusta a los inversores en renta variable, aunque no tanto a los de deuda y a los tenedores de la divisa estadounidense, moneda que AYER, ante la intervención de Yellen, volvió a debilitarse frente al resto de principales divisas mundiales.

HOY, y a la espera de que el presidente electo de EE.UU., Biden, tome posesión de su cargo esta tarde, con todo lo que ello conlleva de importantes cambios en las políticas en el país, cambios que no van a ser todos bien recibidos por los inversores, esperamos que las bolsas europeas abran la sesión sin grandes cambios, ligeramente al alza, continuando de este modo el proceso de consolidación en el que han entrado en las últimas semanas. Así, y en una sesión de escasas referencias macroeconómicas, será la política la que centre la atención de muchos inversores y, como casi siempre, generando inquietud. En ese sentido, señalar que AYER el primer ministro italiano, Conte, superó por mayoría simple la cuestión de confianza en el Senado -el lunes lo había hecho por mayoría absoluta en la cámara baja-, lo que deja a su Gobierno en una situación de gran debilidad a la hora de poder aprobar leyes. Ahora será el presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, el que decida si el Ejecutivo de Conte debe o no continuar o debe formarse uno nuevo con un mayor respaldo político para poder, de este modo, gestionar el proceso de recuperación económica que tanto necesita el país.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *